Post Image

El aceite de limón es una esencia muy versátil, ya que puede ser perfectamente utilizado en aderezos para ensaladas, tratamientos corporales o como un producto de limpieza, siendo esta una opción económica y ecológica.

En lugar de comprar aceite esencial de limón costoso en las tiendas, hacer una versión más suave en casa con algunas hierbas y especias podría resultar ser sumamente conveniente. Teniendo esto en mente, hemos elaborado algunas recetas que pueden ser muy útiles.

Estas recetas para hacer aceite de limón en casa las hemos dividido en 2 secciones (método caliente y frío), sigue las instrucciones o modo de preparación dependiendo de lo que te parezca conveniente, y cómo y dónde vayas a utilizar el aceite.


Método de proceso caliente


Receta # 1

  • Toma 3 o 4 limones completamente maduros, orgánicos y lava con agua fría. Utiliza un paño limpio para secarlos.
  • Puedes utilizar un pelador de verduras para cortar rodajas finas o un rallador para quitar la cáscara de limón. De cualquier manera, asegúrate de no tomar la parte blanca amarga de los limones.
  • En una olla antiadherente, coloca las cáscaras de limón y viértelas en bastante aceite de coco para cubrir apenas la superficie.
  • Baja el fuego y cocina a fuego lento en el aceite durante unos 5 minutos.
  • Retira la olla del fuego y déjala por un par de horas para que el aceite tome el sabor a limón.
  • Cuela el aceite en un frasco de conserva hermético y limpio y guardarlo en un armario oscuro o nevera.

Receta # 2

  • Toma 5 limones orgánicos, y sigue los pasos 1 y 2 de la receta anterior.
  • Prepara un baño de maría. Para ello, es necesario rellenar un envase con agua y colocarlo en la estufa a hervir.
  • En una olla antiadherente, coloca las cáscaras de limón y verter 1 taza de aceite en la parte superior;  puedes utilizar aceite de almendras dulces, aceite de coco, aceite de macadamia o aceite de uva.
  • Coloca la olla sobre el envase o cacerola, asegurándote de que el agua no toque la base de la olla.
  • A fuego lento, dejar las cáscaras de limón infundirse en el aceite durante unas 3 horas.
  • Después de esto, se cuela el aceite en un frasco de conservas hermético y limpio o una botella. Aprieta o presiona las cáscaras de limón para extraer tanta sustancias como sea posible.
  • Guarda el aceite en un lugar fresco y oscuro.

Utiliza cualquiera de estas recetas para hacer:

  1. Mantequillas corporales, batiendo ½ taza de aceite de coco hasta que se ablande y luego agrega 15 gotas de aceite de limón para obtener una mezcla suave.
  2. Exfoliante corporal, mediante la mezcla de 3 a 4 tazas de sal de Epsom, 2 tazas de aceite de limón y ⅔ taza de miel.
  3. Productos de limpieza, mezclando ½ taza de agua, ½ taza de vinagre blanco destilado y 15 a 20 gotas de aceite de limón.

Método de proceso en frío


Receta # 3

  • Toma de 3 a 4 limones completamente maduros, orgánicos y lávalos con agua fría. Utiliza un paño limpio para secarlos.
  • Puedes utilizar un pelador de verduras para cortar rodajas finas o un rallador para quitar la cáscara de limón. De cualquier manera, asegúrate de no tomar la parte blanca amarga de los limones.
  • Añade las cáscaras en un frasco de conservas hermético y limpio, y vierte suficiente aceite de coco o aceite de oliva para cubrir adecuadamente.
  • Cierra el frasco y colócalo en una ventana soleada pos espacio de 1 a 2 semanas, batiéndolo todos los días.
  • Después de este proceso, se cuela el aceite en otro recipiente y se guarda en un lugar oscuro y fresco o en la nevera.

Utiliza esta receta para:

  1. Hacer aderezo de ensalada, batir 1 taza de aceite de limón, ⅓ taza de tomillo picado, 2 cucharaditas de romero y una pizca de hojuelas de pimienta roja al gusto.
  2. Puede ser utilizado como cera para muebles, se frota un poco de aceite con un paño limpio sobre la superficie seca.
  3. Hacer un exfoliador para dar brillo a tu piel, mezcla ⅓ taza de aceite de limón, ⅔ taza de sal Epsom, y unas gotas de aceite esencial.

Hay muchas otras maneras de hacer uso del aceite de limón, así que ahora que ya sabes algunas de sus utilidades, en vez de tirar las cáscaras de limón al bote de la basura, utiliza estas cascaras como recurso y saca provecho de ello, suerte. 

Si Quieres Sacar Provecho A Otras Sugerencias Nutricionales Descarga Gratis Nuestra Guía De Alimentación Saludable Haciendo Click Aquí.

 

Colabora con nosotros compartiendo este artículo
Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on Twitter

Shares: 6