Post Image

Existen muchos mitos sobre la diabetes que tienden a confundir y hacer que esta enfermedad sea más difícil de entender para las personas.


Este artículo es un compendio de los mitos más comunes o conceptos erróneos que generalmente se escuchan por parte de la gente, así que veamos la realidad de las cosas:


1. Mito - La diabetes no es grave y no hay porque preocuparse.

Falso: No hay tal cosa como la diabetes “leve”. Todos los tipos de diabetes son graves y pueden llevar a complicaciones si esta no se controla correctamente. La diabetes mal tratada puede afectar considerablemente la calidad de vida.

2. Mito - Todos los tipos de diabetes son iguales.

Falso: Existen diversos tipos diferentes de diabetes. Los principales tipos de diabetes son la diabetes tipo 1, tipo 2 y diabetes gestacional.

También existen otras formas de diabetes, pero son menos comunes. Cada tipo de diabetes tiene diferentes causas y puede ser tratada de diferentes maneras. En el caso diabetes gestacional, esta desaparece una vez que nazca el bebé. Todos los tipos de diabetes son complejos y no iguales.

3. Mito – La diabetes no puede prevenirse.

Observación: El riesgo de desarrollar diabetes puede ser provocado por diversos factores, como por ejemplo: factor genético (antecedentes familiares), estilo de vida, dieta inadecuada, origen étnico, etc. Considerando dichos factores veamos las 2 vertientes:

Verdadero: No se pueden prevenir todos los tipos de diabetes. El tipo 1 es una enfermedad autoinmune; no hay cura ni prevención. No sabemos qué causa la diabetes tipo 1.

Falso: Para la diabetes tipo 2, se estima que hasta en un 60% puede prevenirse o retrasarse con el ejercicio y la alimentación saludable. No hay una sola causa de la diabetes tipo 2, pero hay factores de riesgo bien establecidos.

4. Mito - Tienes que tener sobrepeso u obesidad para desarrollar diabetes.

Falso: Tener sobrepeso u obesidad es un factor de riesgo para la diabetes tipo 2, no es una causa directa. Algunas personas que tienen sobrepeso pueden no desarrollar diabetes tipo 2, mientras que algunas personas que tienen un peso saludable desarrollarán diabetes tipo 2.

Nota: La diabetes tipo 1 no se puede prevenir, y no se asocia con factores de estilo de vida.

5. Mito – La diabetes tipo 1 solo afecta a jóvenes.

Falso: La diabetes tipo 1 puede ocurrir a cualquier edad, aunque en mayor número de casos se produce en niños y adultos jóvenes.

6. Mito – La diabetes tipo 2 solo se adquiere cuando se es muy mayor de edad.

Falso: Aunque la diabetes tipo 2 se desarrolla generalmente en los adultos mayores de 45 años, es un hecho que cada vez más se pone de manifiesto y afecta a personas jóvenes, incluidos los niños y adolescentes.

7. Mito – Las personas con diabetes no pueden comer postres.

Falso: Aunque la diabetes es una condición donde el nivel de glucosa en la sangre es demasiado alto, muchas personas piensan que si comen un postre morirán en el acto.

Siempre y cuando se tenga un buen control de los niveles de glucosa en la sangre, es decir, la diabetes controlada, el diabético puede consumir moderada y conscientemente cierta variedad de postres.

La clave está en llevar un sano estilo de vida y comer con moderación.

Nota: En caso de complicaciones por diabetes, el paciente deberá suplir sus necesidades dietéticas bajo supervisión médica.

8. Mito – Las personas afectadas por diabetes tipo 1 no pueden participar en actividades deportivas.

Falso: Muchos campeones del atletismo en diversos lugares del mundo padecen de diabetes tipo 1.

9. Mito – Si nadie en tu familia tiene diabetes, no tienes que preocuparte.

Falso: Los antecedentes familiares son sólo uno de los tantos factores de riesgo existentes para el desarrollo de diabetes tipo 2.

10. Mito - Sólo las personas con diabetes tipo 1 necesitan insulina.

Falso: Dado que la diabetes tipo 2 es una enfermedad progresiva, el 50% de las personas con diabetes tipo 2 necesitará insulina después de 6 a 10 años de ser diagnosticado con diabetes debido a que el páncreas produce menos insulina con el tiempo.

Finalmente, si quieres aprender mas sobre esta enfermedad, suscribete con nosotros y descarga gratis nuestra: Guía Dietética Para El Control De La Diabetes Aquí.

 

Colabora con nosotros compartiendo este artículo
Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on Twitter