Post Image

Seamos realistas, no todos nacemos con un cutis y tono piel perfecto. Muchos de nosotros sufrimos de problemas de la piel tales como el bronceado excesivo, acné, piel seca o grasa, etc.

Entre los tantos problemas de la piel se encuentra ”la rosácea”, también conocida como tez rubicunda.

La rosácea o tez rubicunda, hace referencia al color rojo, por lo que esta condición de la piel consiste en el enrojecimiento de las mejillas o manchas de la piel inflamadas similar al acné.

Si no se trata adecuadamente y con el debido cuidado, esta condición puede provocar cambios permanentes en su apariencia. Aquí hay algunos remedios caseros para reducir el enrojecimiento de la piel.


Maneras de reducir la tez rubicunda o rosácea


La tez rubicunda hereditaria y / o rosácea tienen diferentes tratamientos dermatológicos en conjunto. Pero, he aquí algunas maneras que podrían ayudar a reducir el enrojecimiento de la piel, sobre todo si esta condición se ha desarrollado en la edad adulta o más tarde en la vida.

 1 – Consulta a un profesional

Un médico o dermatólogo podrá determinar la causa exacta del color rojizo de la piel, por ende, este es quien prescribe el tratamiento correcto para tratar la afección.

Este también comprobará los síntomas de cualquier otra enfermedad o enfermedades de la piel que podrían estar provocando la afección.

En realidad existen diversas posibles causas que provoquen esta afección, por lo que es sumamente vital que su causa sea determinada por un especialista.

Entre las posibles causas comúnmente esta afección es debido a:

  • EL estrés
  • El abuso del alcohol
  • Una reacción alérgica a un nuevo producto
  • Los efectos secundarios a la medicación
  • La exposición al sol
  • No usar bloqueador solar
  • Entre otros.

Nota: Si la piel rubicunda es causada por el consumo excesivo o abuso de sustancias, se sugiere que se busque la ayuda de profesionales como apoyo y salir de la adicción.

 2 – Remedios caseros y productos

Lávese la cara con el té verde y limpiador de avena que contiene antihistamínico. Cuidado con el ácido contenido en los cosméticos.

Use productos o recursos que contengan ingredientes como el extracto de raíz de regaliz, rosa, jengibre o pepino. Estos ingredientes ayudan a mantener la piel fresca.

Elige el uso de un protector solar que tenga un FPS superior a 30 y que contenga óxido de zinc o dióxido de titanio.

Coloca un paño empapado de leche fría sobre la tez rubicunda, las proteínas, grasas, ácidos y vitaminas presentes en la leche ayuda calmar el enrojecimiento.

 3 – Sigue una dieta saludable

Evita el consumo de alcohol, sobretodo el vino tinto. El alcohol deshidrata el cuerpo y la piel, y la ingesta de alcohol provoca el color de piel rojiza.

Come muchas frutas frescas, verduras, pescado, etc. Elije alimentos que son ricos en ácidos grasos omega 3.

Evita la comida picante. Las bebidas calientes también pueden provocar el color carmesí de la piel.

por otra parte se aconseja disminuir o eliminar el consumo quesos duros y alimentos que liberan histaminas, así como los alimentos que contienen glutamato monosódico.

 4 – Algunos consejos útiles

Siempre cubre tu piel con un suave algodón o cachemira para protegerlo de la inclemencia del sol, el clima y la contaminación.

En caso de que se requiera maquillaje, evita el uso de los que tienen un tono rosado o rojizo, ya que estos sumaran para una doble tonalidad de rojo en tu piel.

Utiliza maquillaje que tengan base mineral. también evita las cremas pesada.

Nota: Es necesario recordar que el uso de maquillaje por largo tiempo puede obstruir los poros y causar más irritación y erupciones.

Observación: Dependiendo de la gravedad de la rosácea, el médico puede recetar cremas y medicamentos. En caso de cualquier efecto secundario por el uso de remedios para la rosácea de carácter alternativo, detén el tratamiento por completo.

Entendiendo que la dieta juega un papel de vital importancia en la salud de las personas, te invitamos a que hagas Click debajo para que descargues nuestro regalo ↓↓↓

Colabora con nosotros compartiendo este artículo
Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on Twitter
Guía Gratuita De Alimentación Saludable